20 de diciembre de 2013

Noticias que querría no leer nunca

No quería escribir sobre esto. Deseaba con todas mis fuerzas que lo que ha ocurrido hoy no pasara, no tener nunca que escribir esta entrada.
Pero ha ocurrido.
El antaño "pepero progre", Gallardón, ha presentado ante el Consejo de Ministros su proyecto de reforma de la actual ley de salud sexual y reproductiva, que pasa a llamarse (con un cinismo indescriptible) "para la protección de la vida del concebido y los derechos de la embarazada". Dicho sea de paso que llamarlo reforma es, en este caso, un eufemismo patético, ya que tumba la ley en su totalidad y crea una nueva.

Antes de nada, para que no se me acuse de hacer lo que critico, voy a explicar muy brevemente un par de lugares comunes sobre el aborto que a menudo se usan sin saber.

Para empezar, existen tres tipos de marcos legales:

1.-Prohibición del aborto: Se considera que la vida del no nacido está al mismo nivel que la de un humano nacido, y por tanto el aborto es ilegal. Sin excepciones. Se da en Chile, en el Estado Vaticano y algunos otros países.

2.-Leyes de supuestos: Consideran que lo importante es POR QUÉ la mujer decide abortar, y plantean en qué casos es lícito/legal o no. Dan especial importancia a los derechos del no nacido. Presentes en países como Irlanda, Argentina o Arabia Saudí, normalmente en países con una gran influencia de la religión en la vida pública. Estos supuestos suelen ser: Grave riesgo de la vida de la madre o el nasciturus, malformaciones graves y violación. Aún así, los supuestos varían según el país.

3.-Leyes de plazos: Consideran que lo importante es la mujer y su salud, el feto es parte de su cuerpo durante el embarazo y es su decisión. En Estados Unidos, por ejemplo, se amparan en la decimocuarta enmienda, el derecho a la privacidad de las personas. Se dan plazos en los cuales es legal abortar. Presentes en países como Canadá, Francia, Suecia, India y Rusia. Y, de momento (a 20 de diciembre de 2013) España.


A continuación, veamos qué puntos de vista hay sobre el aborto:

-Pro vida: El feto es una persona, o una potencialidad lo suficientemente importante como para ser considerada tal. Sus derechos, su vida y su dolor importan tanto como el de cualquier humano ya nacido. Nadie tiene derecho a decidir matarle. El Estado debe penalizar el aborto por tratarse al fin y al cabo de un homicidio.

-Pro elección: La madre es quien gesta, el feto puede ser una potencialidad de persona pero no está vivo. Las consideraciones éticas no caben en la ley, y por tanto se debe legislar en beneficio de las mujeres y su salud.

Hay que destacar que ambos grupos tienen nombres igualmente bonitos y eufemísticos.
"Pro-vida", ¿existe gente en contra de la vida? ¿Estás "pro" a la vida de quién? ¿De la madre? ¿Del niño? 
"Pro-elección", ¿la mujer que ELIGE no abortar no está eligiendo? ¿Quién elige por ella?


Otra cosa importantísima a saber, porque se escucha mucho, y a mí paticularmente me toca mucho las narices: "Queréis que se aborte a los retrasados, como con Hitler". Aprendamos un poco de Historia de la Alemania Nazi:

-Desde 1943 hasta la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial el aborto en Alemania y los territorios conquistados por el Tercer Reich era ilegal para los ciudadanos alemanes y estaba CASTIGADO CON PENA DE MUERTE. Se consideraba que era una forma de impedir que nuevos ciudadanos arios llegaran al Mundo.

-En el régimen nazi se practicaban frecuentemente abortos forzosos a mujeres que tenían matrimonios mixtos (judíos y arios, gitanos y arios...) porque se consideraba que esos niños mestizos empeorarían la raza aria. Sin embargo, no era habitual el aborto de discapacitados, porque las técnicas para saber si el feto lo era o no estaban escasamente desarrolladas. Para acabar con este sector de la población se desarrolló el programa "Aktion T4", que se basaba en eutanasias forzosas, no en abortos. Así como el programa de esterilización obligatoria.

Es decir, se imponía un régimen de autoridad sobre las mujeres que habitaban en el país. No podían elegir ser madres o no, o se les obligaba a serlo por fuerza, o se les impedía por todos los medios.

Sin embargo y curiosamente, si se escribe en Google "aborto Alemania nazi"; casi todas las entradas son de páginas provida comparando a quienes apoyan la legalización del aborto con Hitler. Se ve que no conocen estos datos históricos.




Por último, aquí dejo el texto completo del proyecto de ley de Gallardón, aquí la ley de Salud Sexual y Reproductiva que teníamos desde 2010, y aquí la ley de 1985 para que tengan ustedes la información completa.
Visto todo esto, y si pensamos en la ley sobre el aborto que el Partido Popular español está tratando de sacar adelante (lo logrará, porque para eso usan su mayoría absoluta, para imponer su criterio sin discusión posible) es inevitable plantearse varias cosas. 
Por un lado, la hipocresía. Es imposible ponerle puertas al mar, las mujeres llevan abortando desde que aprendieron cómo hacerlo, y van a seguir haciéndolo. No se puede impedir. Lo harán en casa con medios rudimentarios, o en clínicas privadas, o en el extranjero, pero lo harán. Por razones muy diversas, una por cada aborto. Y negar esto es vivir en otra realidad.

Fue una matrona católica practicante la que me dijo hace unos años que las leyes del aborto poco restrictivas son necesarias para evitar la muerte y las lesiones de mujeres que aborten por sus medios. Pero claro, era francesa, vivía en un país donde si eres católico lo eres muchísimo más profundamente que la mayoría de católicos españoles, pero lo eres únicamente en tu casa.

Por otro lado, cabe preguntarse si es realmente imprescindible ahora mismo perder tiempo en el Senado, en el Congreso y en la política española con esta "reforma". Si no hay temas más urgentes e importantes.
Evidentemente se trata de una cortina de humo, de un hueso que tiran a los perros de la opinión pública para que muerdan, se distraigan, y se olviden de que ayer se nos comunicó que la factura de la luz subirá en enero un 11%. No hay como lanzar un feto muerto a las masas para tenerlas ocupadas gritando.
Personalmente creo que somos capaces de pensar en varias cosas a la vez, pero es cierto que el tema del aborto es más visceral (aquí estoy, dejándome la tarde escribiendo sobre el tema). Todo lo que tienen de mentirosos lo tienen de estrategas, estos gobernantes nuestros.




Que el aborto es una desgracia es indiscutible. Y hierve la sangre cuando los pro-vida llaman a las mujeres que abortan asesinas, y hablan de estar "a favor del aborto". Nadie puede estar a favor del aborto. Estarás a favor de su regulación más o menos abierta, pero no del hecho en sí. Porque es un trance MUY duro para la mujer que debe pasar por él, física y psicológicamente. Porque al fin y al cabo todos sabemos que al abortar se impide que nazca una persona, y aunque podemos no estar de acuerdo en si un feto es un ser humano, creo que es de cajón que llegaría a serlo, y que el que no lo sea puede resultar triste.
En un mundo ideal, el aborto no existiría porque no sería necesario: No habría violaciones, todas las personas nacerían sin malformaciones ni discapacidades, los métodos anticonceptivos no fallarían nunca, y todos tendríamos dinero para mantener a todos los hijos que nos diera la vida.
Pero desgraciadamente no vivimos en un mundo ideal. Y un hijo puede arruinar para siempre la vida de su madre. Y un aborto, siendo un trance muy duro, puede evitar ese sufrimiento. 

Pero en cualquier caso es la madre quien debe decidir si el trance del aborto le compensa más o menos que un hijo no deseado, un hijo que no puede mantener, un hijo con serias discapacidades al que no podrá atender, o el hijo de quien le violó.
Sólo de ella es la decisión. Y el que un Gobierno, del color que sea, trate de decidir en su lugar, supone una intromisión imperdonable e inadmisible en la vida privada, el cuerpo y la conciencia de los ciudadanos. Y no me cabe en la cabeza que personas que se dicen demócratas puedan aplaudirlo. Porque si se tratase de un gobierno que OBLIGASE a abortar en determinadas circunstancias, todos sin excepción nos horrorizaríamos. Y es absurdo que ante la obligación de dar a luz no suceda lo mismo.

En fin, esta reforma durará hasta la próxima legislatura socialista, porque este tema, como el de la educación, ha caído ya en la lista de leyes a modificar cada poco tiempo para ganarse al público. Ambos intrascendentes, ligeros, y sin consecuencias, por supuesto.
Qué poco nos respetan, y qué poco nos respetamos al votarles.


4 comentarios:

  1. "Fue una matrona católica (...) pero lo eres únicamente en tu casa."
    Eso es cierto. Los obispos, al revés que en España, en Francia no salieron por lo del matrimonio homosexual -aunque he de decir, que igual que hay matronas francesas igual de liberales en ese sentido, en España también las hay, aunque cueste verlas; el problema,en general, viene de los de "arriba"-. Es curioso; allí por lo menos lo hacen desde la sombra, y no dan la mala imagen que están dando, señores como Rouco Valera, que ya tuvo que meter la pullita a su Papa. Pero igualmente, en los dos países, claro, latinos, tenemos la mala constumbre de si no nos gusta, lo hacemos a la sombra, y si nos gusta decimos que es la ley o la norma o el dogma. Hablaba una vez Ciceron de unos patricios que decían que no iban a cumplir las leyes porque las habían hecho fulanito y menganito, y yo creo que a estos señores les pasa lo mismo: acatan las leyes o las respetan muy bien para lo que les interesa. Les da igual si está bien o mal, les importa un pito; lo que quieren es imponer lo que ellos quieren. La sociedad no es un bien por sí mismo, sino un beneficio que pueden explotar a su antojo y en su monopolio.

    ResponderEliminar
  2. "Que el aborto es una desgracia es indiscutible. Y hierve la sangre cuando los pro-vida llaman a las mujeres que abortan asesinas, (...) y que el que no lo sea puede resultar triste."
    Creo que tú como mujer, además, y yo siendo hombre, me debería callar la boca pues eres tú a quien te toca directamente, pero es que me parece muy bien dicho. Parece que quien aborta es una asesina sin escrúpulos; asesinato sería, por ejemplo, permitir que un niño viviera con una deformación tan grave que su vida solamente fuera sufrimiento; Baroja lo llevaba a un darwinismo social, que decía que cómo se iba a permitir tener hijos a un borracho alcohólico y a una fregona a la que pegaba el orangutal que sacaba las perras mientras él se rascaba la....
    Yo me pregunto que cómo no hemos abortado a estos "genios" que están en el poder; que nos mangoneas; que hacen lo que les da la gana, y encima, es que se las dan de buenos. Yo creo que el aborto debería permitirse sin límites: yo les abortaba a más de uno... Una pena que ahora mismo sea delito. Aunque estoy seguro, que si pudieran, ellos lo harían con nosotros. Mira qué punto, que voy a dar hasta la razón a Marx en esto, aquí hay una lucha de clases... Los que están en el poder, y los que nos quejamos como gilipollas mientras se ríen de nosotros.
    "En fin, esta reforma durará hasta la próxima legislatura socialista, (...)y qué poco nos respetamos al votarles."
    Sin dudas... Hemos llegado a una situación límite, y nadie se percata: ellos siguen en sus nubes, haciendo una ley que han llamado, y ahí estoy de acuerdo, "ley mordaza"; nosotros aguantando y germinando un odio y una situación que, espero, se den cuenta que nos están llevando a sus momentos que ellos tanto conmemoran para lo que les da la gana, como es el 39. No ha sido ni ZP sólo, ni Aznar, ni "hunos y hotros", sino todos. Espero que les guste. Debe ser que están ya caínes de morderse unos y otros, o algo así, porque si no, no lo entiendo.
    Admiro mucho a los literatos e intelectuales de la época, fueran incluso republicanos o no, o incluso ese intento "por modernizar España" que salió como salió..., pero, aparte de que no tenemos ni de primeras a esa gente, como Indalecio, Azaña, Unamuno, etc., gente "republicana" en un sentido más amplio del concepto que es lo que admiro y no esos republicanos de simple "muera el rey", es que en todo caso yo quisiera ir, no a un 31 o un 36, a un algo mejor, a algo por lo que no nos matemos, tampoco una cosa como la Transición, que consiguió unirnos a cambio en parte de esta situación. Pero me da a mí que todo eso va a ser muy difícil, sea con monarcas caza elefantes o con presidentes de la republicas -que podrían ser señores como ZP o Aznar que me darían una terrible vergüenza...-; que seguiremos un tanto de lo mismo, hasta que como decía V. Hugo de París, un día nos calentemos y nos demos de garrotazos o fusilamientos, que quizás hasta sería bueno para ver si la gente se calma un poco y se da cuenta de lo hijoputas que estamos siendo... Pero creo que no... Lo dudo. Ahí estoy de acuerdo con Arturo Pérez-Reverte: una hoguera, no un infierno. Por lo menos, dicen que el infierno purga pecados. Este purgatorio que no es cielo ni infierno, de infantes, de como decían los ilustrados "menores de edad", es muy asqueroso.
    Un saludo de Samuel.

    ResponderEliminar
  3. Que conste que esta ley me parece un retroceso de 50 años. Pero si el PP lo tenia en su programa electoral y el PP ha ganado unas elecciones, entonces creo que nos lo merecemos por idiotas. O nos gobiernan soplagaitas que permiten abortar a una menor sin que sus padres lo sepan, o nos gobiernan meapilas que prohiben cualquier tipo de aborto. No tenemos remedio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, que si lo tenían en el programa electoral era de esperar y nos lo merecemos. Sobre todo, por votar por castigo y no con dos dedos de frente. Porque me juego un brazo, y no lo pierdo, a que la mitad de los votantes del PP de las últimas elecciones ni abrieron el programa electoral ni les importaba lo que pusiera en él. Querían echar al PSOE y sólo querían hacerlo así.

      Pero da rabia que porque haya españoles inconscientes (al fin y al cabo la participación fue bastante cortita en esas elecciones) tengan que pagar todos el pato...

      Eliminar